Artículos Religiosos, Regalos Originales, Primera Comunión, Bautizos, Nacimientos, Recuerdos, Souvenirs, Santitos en Las condes, Vitacura, Providencia, La dehesa, Lo barnechea, Santiago Chile

Regalos Primera Comunión, Artículos Religiosos, Bautizos, Nacimientos, Recuerdos, Regalos Originales, Souvenirs, Santitos en Las condes, Vitacura, Providencia, La dehesa, Lo barnechea, Santiago Chile

Artículos Religiosos, Regalos Originales, Recuerdos, Souvenirs, Primera Comunión, Bautizos, Nacimientos, Santitos en Las condes, Vitacura, Providencia, La dehesa, Lo barnechea, Santiago Chile

San Martin de Porres Ver más grande

San Martin de Porres

Nuevo producto

San Martín de Porres

Santo

Su día: 3 de noviembre                

Martirologio Romano: San Martín de Porres, religioso de la Orden de Predicadores, hijo de un español y de una mujer de raza negra, quien, ya desde niño, a pesar de las limitaciones provenientes de su condición de hijo ilegítimo y mulato, aprendió la medicina que, después, siendo religioso, ejerció generosamente en Lima, ciudad del Perú, a favor de los pobres. Entregado al ayuno, a la penitencia y a la oración, vivió una existencia austera y humilde, pero irradiante de caridad.

Fecha de beatificación: 29 de octubre de 1837 por el Papa Gregorio XVI

Fecha de canonización: 6 de mayo de 1962 por S.S. Juan XXIII

La vida de San Martín nos enseña:

A servir a los demás, a los necesitados. San Martín no se cansó de atender a los pobres y enfermos y lo hacía prontamente. Demos un buen servicio a los que nos rodean, en el momento que lo necesitan. Hagamos ese servicio por amor a Dios y viendo a Dios en las demás personas.

 A ser humildes. San Martín fue una persona que vivió esta virtud. Siempre se preocupó por los demás antes que por él mismo. Veía las necesidades de los demás y no las propias. Se ponía en el último lugar.

A llevar una vida de oración profunda. La oración debe ser el cimiento de nuestra vida. Para poder servir a los demás y ser humildes, necesitamos de la oración. Debemos tener una relación intima con Dios

 A ser sencillos. San Martín vivió la virtud de la sencillez. Vivió la vida de cara a Dios, sin complicaciones. Vivamos la vida con espíritu sencillo.

 A tratar con amabilidad a los que nos rodean. Los detalles y el trato amable y cariñoso es muy importante en nuestra vida. Los demás se lo merecen por ser hijos amados por Dios.

 A alcanzar la santidad en nuestra vidas. Por alcanzar esta santidad, luchemos...

 A llevar una vida de penitencia por amor a Dios. Ofrezcamos sacrificios a Dios.

San Martín de Porres se distinguió por su humildad y espíritu de servicio, valores que en nuestra sociedad actual no se les considera importantes. Se les da mayor importancia a valores de tipo material que no alcanzan en el hombre la felicidad y paz de espíritu. La humildad y el espíritu de servicio producen en el hombre paz y felicidad.

Reseñas

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

San Martin de Porres

San Martin de Porres

30 otros productos de la misma categoría: